¿Cómo elegir la bombilla?

Con una gama de posibilidades casi ilimitada, elegir la bombilla adecuada puede suponer un desafío.

Las bombillas incandescentes son las de toda la vida. Las nuevas bombillas generan la misma cantidad de luz pero ahorran energía; conclusión, ahorro en la factura de la electricidad y reducción de las emisiones de CO2. Tipos de bombillas:

  • Led son las bombillas más eficientes, no genera calor, son de encendido instantáneo.
  • Bajo consumo o Fluocompactas su luz puede ser amarilla, blanca o día; dura hasta 10 veces más que las incandescentes y pueden ahorrar un 80% de consumo eléctrico. Deben instalarse en sitios de uso frecuente y no zonas de paso. Su encendido y apagado frecuente acorta su vida útil. Son perfectas para zonas de lectura.
  • ECOHalógenas luz muy natural, muy similar a las bombillas incandescentes pero su vida útil es el doble y consumen aproximadamente un 30% menos.

Qué valores debemos conocer de los envoltorios de las bombillas:

Lúmenes: Cantidad de luz emitida.

Casquillo, el grosor de la rosca de la bombilla. El más habitual es E27 (grueso) y E14(fino). GU10 o Gu5.3  para focos empotrables, con o sin transformador.

Tono de luz en grados Kelvin, cuanto menos grados más amarilla y cálida.

Forma: redonda, vela, espiral, globo… cuidado con la lámpara porque puede no encajar.

Vatios, a menor número, más ahorro, menos consumo.

Durabilidad número de horas aproximadas de vida de la bombilla.

Rapidez de encendido. Las led son automáticas, las fluocompactas tardan entre (0,5-2s) en el encendido.

Cantidad de ciclos las veces que se pueden apagar y encender. Es importante mirar esto si la bombilla es para una zona de paso, porque  un encendido y apagado excesivo puede reducir considerablemente la vida útil de la bombilla